Medicina Integral Comunitaria

Brócoli: Múltiples propiedades

Escrito por guerrillamedica 07-05-2011 en General. Comentarios (0)

Sulforafano. Ése es el nombre de un compuesto que se encuentra en grandes cantidades en el brócoli y que parece ser el responsable de las saludables propiedades de este vegetal. Sus beneficios, que comparte con otros miembros de la familia de las coles (plantas crucíferas), han sido objeto de diversos estudios.

* Contra el cáncer:

El principal efecto del sulforafano (un compuesto azufrado) es antioxidante. “Por eso, es beneficioso en enfermedades que cursan con oxidación de los tejidos, como el cáncer”, señala Jesús Román Martínez, presidente de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación.

Una investigación de la Universidad de Alabama en Birmingham publicado en la revista ‘Clinical Epigenetics’ subraya cómo ciertos componentes de alimentos como el brécol o el té verde pueden reforzar los mecanismos antitumorales naturales del organismo. Según este estudio, el sulforafano es capaz de modificar la expresión de algunos genes implicados en el control del cáncer.

Acción antibacteriana:

En 2009 apareció en la revista ‘Cancer Prevention Research’ un trabajo en el que 48 personas infectadas por ‘Helicobacter pylori’ siguieron un dieta rica en brécol o en brotes de alfalfa durante ocho semanas.

Al cabo de ese periodo, los autores procedentes de la Escuela de Medicina Johns Hopkins (Baltimore, EEUU) comprobaron que los niveles de esta bacteria en el tracto gastrointestinal habían descendido mucho en aquéllos que tomaron brócoli. Ahora, un trabajo publicado en ‘Science Translational Medicine’ sugiere que el poder bactericida también funciona en las infecciones respiratorias. El sulforafano potencia la acción del sistema de limpieza que tienen los pulmones, que no funciona bien en los fumadores o en personas con EPOC. Queda por comprobar si este beneficio observado en el laboratorio se obtiene también a través de la dieta.

Corazón sano:

Muchos de los estudios realizados con el brócoli se han hecho en ratas y los resultados apuntan a un claro efecto protector contra enfermedades cardiovasculares. Una de las últimas investigaciones, publicada en ‘The Journal of Agricultural and Food Chemistry’, demostró en 2008 que el corazón de los roedores que se habían alimentado con este vegetal durante un mes funcionaba mejor. Según los expertos responsables del trabajo, el brócoli puede disparar la producción de proteínas (tiorredoxina) que protegen contra el daño de las células del corazón.

>
Antienvejecimiento de la piel:

Una reciente investigación española otorgaba un beneficio más al brócoli. Al parecer, contiene una proteína (denominada BOP) que frena el envejecimiento de la piel y favorece su regeneración en caso de quemaduras. Así lo explican los científicos del Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS), dependiente del Consejo Superior de Investigación Científicas (CSIC) y localizado en Murcia.
Fuente de salud:

Además, el brócoli es una excelente fuente de vitaminas, hierro, ácido fólico y fibra, por lo que es muy recomendable para las personas con anemia (déficit de hierro), con problemas de estreñimiento y para las embarazadas, ya que aporta altos niveles de ácido fólico y contribuye a prevenir malformaciones en el feto.

Recomendaciones para tratar y prevenir la influenza AH1N1

Escrito por guerrillamedica 07-05-2011 en General. Comentarios (1)

Víctor Sarabia, médico infectólogo y profesor de la Universidad Central de Venezuela, explica cómo se puede detectar y tratar la influenza AH1N1.

Sarabia explica que la sintomatología de la influenza AH1N1 es como la de una gripe fuerte: se padece una fiebre alta con mucho dolor de cabeza y abundante secreción nasal. De hecho, recomienda que todo caso con síntomas respiratorios sea revisado, pues es sospechoso. Las cepas de la vacuna van cambiando año a año. Con una vacuna se protege contra la cepa que está activa ese año.

El médico infectólogo asegura que lo importante es acudir tempranamente al médico. Las primeras 48 horas de la sintomatología es lo ideal, porque en este lapso de tiempo el tratamiento es más efectivo. Sin embargo, recomienda que el proceder es hacer medicina preventiva, no curativa; es decir, aplicarse la vacuna antes de presentar cualquier sintomatología.

Las cepas de la vacuna van cambiando año a año. Con una vacuna se protege contra la cepa que está activa ese año. En lo que se refiere al tratamiento, éste es con antivirales. En añadidura, comenta que la obesidad y problemas respiratorios son factores de riesgo añadido.

Los sistemas de prevención que recomienda el médico son los siguientes: aislamiento respiratorio relativo, es decir, quedarse en casa. Taparse con el pliegue del codo y no con las manos, pues así se propaga con mayor facilidad la enfermedad. Mantener las superficies limpias, dado que el virus queda latente 72 horas. Lavarse las manos, puesto que éstas son la principal vía de transmisión y, por último, usar tapabocas. En añadidura, el doctor Sanabria informa que hay centros privados -como farmacias- que colocan la vacuna.

Finalmente, Sanabria comenta que una vez que se padece la AH1N1 se debería estar protegido ante esta cepa, pero ésta va cambiando. Luego de haberse infectado, en 7 días debería estar desapareciendo el virus; en caso de que esto no sea así es porque hay otras infecciones asociadas.

La ciencia detras de la infidelidad....

Escrito por guerrillamedica 02-06-2010 en General. Comentarios (0)



NUEVA YORK.- ¿Por qué algunos hombres y mujeres engañan a sus parejas,mientras que otros resisten la tentación?

Para poder responder esta pregunta, los investigadores están estudiando laciencia del compromiso, analizando desde los factores biológicos que pareceninfluir en la estabilidad matrimonial hasta las respuestas psicológicas de laspersonas después de coquetear con un extraño.

Sus hallazgos sugieren que mientras algunos pueden ser naturalmente másresistentes a la tentación, los hombres y las mujeres pueden entrenarse paraproteger sus relaciones y aumentar su compromiso.

Estudios recientes presentan interrogantes acerca de si los factores genéticosinfluyen en el compromiso y en la estabilidad matrimonial. Hasse Walum, biólogodel Instituto Karolinska, de Suecia, estudió a 522 conjuntos de mellizos paraaveriguar más acerca de un gen vinculado con la regulación de la vasopresina,una hormona que promueve la adhesión.

Los hombres que eran portadores de una variante en el gen tenían menosposibilidad de estar casados, y aquellos que habían contraído matrimonio teníanmás probabilidades de sufrir problemas maritales serios y poseer esposasinfelices. A pesar de que se lo llama "el gen de la fidelidad",

El doctor Walum lo consideró un nombre equivocado: su investigación se habíaconcentrado en la estabilidad matrimonial y no en la fidelidad.
Resistir la tentación

Aunque puede haber muchas diferencias genéticas que influyan en el compromiso,otros estudios sugieren que el cerebro puede ser entrenado para resistir latentación.

Una serie de inusuales estudios liderados por John Lydon, psicólogo de laUniversidad McGill, de Canadá, analizaron cómo reacciona a la tentación lagente que mantiene relaciones estables. En un trabajo, a hombres y mujerescasados, y muy comprometidos se les pidió que hicieran un ranking de laatracción de personas del sexo opuesto en una serie de fotos. Resultó pocosorprendente que les dieran los puntajes más altos a personas que típicamenteconsideramos atractivas.

Más tarde, se les mostraron fotos similares y se les dijo que la persona estabainteresada en encontrarse con ellos. En esa situación, los participantesconsistentemente les dieron a esas fotos puntajes más bajos que la primera vez.

Cuando ellos se sentían atraídos a alguien que podía amenazar la relación,parecían decirse instintivamente: "No es tan fabuloso". "Cuantomás comprometido uno se siente -dijo Lydon-, menos atractiva piensa que es lagente que amenaza esa relación."

Otros estudios realizados en la Universidad McGill confirmaron diferencias encómo los hombres y las mujeres reaccionan frente a estas amenazas.

En uno, actores y actrices atractivos flirtearon con sujetos de estudio en unasala de espera. Más tarde, se les preguntó a los participantes acerca de susrelaciones y, particularmente, cómo responderían a un mal comportamiento de supareja, por ejemplo, llegar tarde u olvidar avisar de un retraso.

Los hombres que habían estado flirteando unos minutos antes eran menoscondescendientes con el hipotético mal comportamiento. Pero las mujeresrespondían a la inversa: los perdonaban más, lo que sugiere que su flirteo previohabía gatillado una respuesta protectora cuando se discutía sobre su relación.

"Pensamos que los hombres en estos estudios pueden haberse sentidocomprometidos, pero las mujeres tenían un plan de contingencia -la alternativaatractiva activa las alarmas, dijo Lydon-. Las mujeres implícitamenteconsideran eso como una amenaza. Los hombres, no."
Autoexpansión

Pero puede que no sean sentimientos de amor o de lealtad lo que mantiene juntasa las parejas. Por el contrario, especulan los científicos, tal vez nuestronivel de compromiso depende de cuánto una pareja enriquece nuestra vida yamplía nuestros horizontes, un concepto que Arthur Aron, psicólogo einvestigador de la Universidad Stony Brook, llama "autoexpansión".

Ahora, los investigadores se están embarcando en una serie de estudios paramedir cómo la autoexpansión influye en una relación de pareja. Ellos teorizanque las parejas que exploran nuevos lugares e intentan cosas nuevas aumentaránsu nivel de compromiso.

"Iniciamos relaciones porque otra persona se convierte en parte denosotros mismos, y eso expande nuestro ser -dijo Aron-. Es por eso que laspersonas que se enamoran se quedan despiertos toda la noche conversando y lotoman como una experiencia estimulante. Pensamos que las parejas puedenrecuperar algo de ese sentimiento planteándose desafíos y encarando desafíosjuntos."


¿Existe la adicción al sexo?

La conducta sexual compulsiva puede ser un verdadero problema paraalgunas personas, pues los incita a realizar actos arriesgados yautodestructivos con su libido como protagonista, afirman los expertos.

La carrera del jugador profesional de golf Tiger Woods casi se terminaante revelaciones de que había sido infiel con hasta doce mujeres. StevePhillips, ex gerente general de los Mets de Nueva York, fue despedido de sutrabajo como analista de béisbol en la red de ESPN tras un escándalo sexual ensu lugar de trabajo.

¿Pero sufren ellos, y otros en situaciones semejantes, de una adicciónreal?

Tanto Woods como Phillips han asegurado que sí, y ambos hombres buscarontratamiento en programas contra la adicción sexual.

Los profesionales de la salud mental se muestran de acuerdo en quealgunas personas tienen conductas sexuales descontroladas y nocivas, y que deverdad no pueden evitarlo.

Sin embargo, no se ponen de acuerdo en si esta conducta constituye unaverdadera adicción o si es más adecuado considerarla algún otro tipo detrastorno mental.

La nueva edición del Manual de Diagnóstico y Estadísticas de los TrastornosMentales, el libro que se considera la biblia de la psiquiatría, incluirá unanueva categoría de conductas adictivas, pero la adicción sexual no figurará enella.

"No hay suficiente evidencia empírica para considerar el sexo comouna adicción en este momento", señaló el Dr. Martin P. Kafka, profesorclínico asociado de psiquiatría de la Facultad de medicina de la Harvard ymiembro del equipo de trabajo que revisa el manual.

Los terapeutas que trabajan con la adicción sexual no están de acuerdo.

"Hemos estado tratando la adicción al sexo por más de veinteaños", aseguró Douglas Weiss, psicólogo y director ejecutivo del Centro dePsicoterapia Heart to Heart de Colorado Springs, Colorado.

Weiss anotó que el campo de la psiquiatría a veces se rezaga de loshechos. Por ejemplo, la homosexualidad fue incluida como trastorno mental enmuchas ediciones iniciales del manual y los psiquiatras tardaron mucho enaceptar que el alcoholismo era una enfermedad.

Además, hay diferencias claras entre las personas que tienen impulsossexuales muy intensos y las personas adictas al sexo, apuntó Weiss.

"La persona con mucha libido desea una conexión emocional",dijo. "El adicto al sexo sólo quiere su dosis. No se trata de intimidad.Es sobre esa dosis. Durante el acto en sí, los adictos al sexo estándesvinculados".

Incluso los psiquiatras que no están de acuerdo con la existencia de laadicción al sexo aceptan que hay personas que tienen problemas sexuales y queparecen encajar con esa definición.

"La idea de la adicción sexual es extremadamente útil desde elpunto de vista clínico", apuntó Kafka. "La gente viene e informa quees adicta al sexo. Que está destruyendo sus vidas. Entre las personas con estaafección, llamarla adicción al sexo realmente concuerda con suexperiencia".

Sin embargo, hay problemas con el intento de encajar la compulsiónsexual dentro del modelo psiquiátrico establecido de las adicciones, apuntóKafka:

No se ha demostrado que se necesite cada vez más sexo para obtener elmismo efecto, como ocurre con la adicción a las drogas.  Aunque conllevaconductas arriesgadas, no hay evidencia sólida de que la toma de riesgosaumente, como en las demás formas de adicción. Aunque puede ser difícil, oimposible, que la gente abandone la conducta sexual compulsiva, losinvestigadores no están seguros de que en realidad sufren de abstinencia. Elproblema surge de intentar aplicar el modelo de adicción a actividadesbiológicas innatas, explicó Kafka.

El uso de drogas y los juegos de azar "no son estados impulsadospor la biología, como comer, dormir o el sexo", apuntó. "Todosqueremos comer, dormir y tener relaciones sexuales". En otras palabras, esdifícil atribuir algo que la gente necesita hacer como parte de ser sereshumanos a la adicción.

La psiquiatría ha podido diagnosticar y abordar aberraciones en esosimpulsos biológicos sin llamarlos adicciones. Por ejemplo, se diagnostica a laspersonas que comen de forma compulsiva con bulimia o trastorno por atracón,pero no se les llama adictos a la comida.

Weiss propuso crear una nueva categoría de enfermedad, el trastorno dehipersexualidad, en el manual de diagnóstico. Ésta cubriría las conductas queahora se denominan adicción al sexo.

El nuevo diagnóstico incluiría actividades como promiscuidad excesiva,una dependencia excesiva de la pornografía y la masturbación compulsiva."Estas conductas tienen características específicas y pueden causarconsecuencias adversas cuando son frecuentes e intensas", aseguró Weiss.

FUENTES: Martin P. Kafka, M.D., associate clinical professor,psychiatry, Harvard Medical School, and clinical associate, psychiatry, McLeanHospital, Boston; Douglas Weiss, Ph.D., psychologist and executive director,Heart to Heart Counseling Center, Colorado Springs, Colo.

 


La fortaleza de los Tibetanos....

Escrito por guerrillamedica 02-06-2010 en General. Comentarios (0)



Vivir a 4.500 metros por encima del nivel del mar no es precisamentepara lo que está diseñado el cuerpo humano. A esa altura, la presión de oxígenoen el ambiente es tan baja que la cantidad que llega a los pulmones no essuficiente para 'alimentar' al organismo. Salvo en aquellos que estánhabituados a ese ambiente hipóxico.

Hay varios pueblos que viven en regiones a gran altitud, como los andinos o lastribus de las montañas etíopes. Pero los habitantes de la meseta tibetanatienen unos rasgos fisiológicos únicos, fruto de siglos de evolución bajocondiciones extremas. Llegados hace más de 10.000 años a la región, laselección natural ha hecho de estos indígenas una 'raza' especial.

No sólo no sufren los cambios fisiológicos que cualquier otro ser humano debeexperimentar para aclimatarse a las alturas elevadas sino que su sangrecontiene menos oxígeno y menos hemoglobina (la molécula que lo transporta) yuna cantidad normal de glóbulos rojos. No muestran vasoconstricción pulmonarante la falta de oxígeno –una respuesta adaptativa- y mantienen un metabolismoaeróbico normal a pesar de la falta de oxígeno.

Nada de esto sucede fuera del techo del mundo. ¿Por qué? La única explicaciónposible a esta adaptación genuina de los tibetanos es su genética. Así lo haninterpretado investigadores de las universidades de Utah (Estados Unidos) yQinghai (China), que ahora presentan sus descubrimientos en la revista 'Science'.

El primer paso fue crear una lista de posibles genes relacionados con estapeculiar fisiología. En total, seleccionaron 247 implicados en el procesamientodel oxígeno y otros rasgos que pudieran explicar la capacidad de los tibetanosde manejarse con normalidad a esa altura. Después analizaron el ADN de 75habitantes de una aldea situada a 14.720 pies de altura y compararon laexpresión de estos genes con la de ciudadanos chinos y japoneses residentes encotas inferiores.

El resultado es que "por primera vez tenemos genes que explican estaadaptación", señala Lynn Jorde, jefe del Departamento de Genética Humanade la Universidad de Utah. Los análisis desenmascararon ciertas diferencias en10 genes relacionados, entre otras cosas, con la hemoglobina.

"Lo que es único de los tibetanos es que no desarrollan más glóbulosrojos", señala Josef Prchal, hematólogo y profesor de Medicina Interna enla Universidad de Utah. "Si somos capaces de entender esto, podremosdesarrollar tratamientos para algunas enfermedades", como el mal dealtura, el edema pulmonar y cerebral y otros trastornos relacionados con lafalta de oxígeno.


Más tuberculosis que nunca...

Escrito por guerrillamedica 02-06-2010 en General. Comentarios (1)


Algunos piensan que es sólo cosade los países pobres. A otros les suena a antiguo o a recurso literario, porquehan leído en alguna novela que uno de los personajes padecía este mal. Y lacruda realidad es que hoy hay en el mundo más tuberculosis que en cualquierotro momento de la historia; que la bacteria responsable mata a un individuocada 20 segundos; que, de no tomar medidas, 1.000 millones de personascontraerán la enfermedad para 2020; y que España es el segundo país de la UEcon más casos, por detrás de Rumanía. Después de décadas ignorando el problema,las autoridades sanitarias han decidido ahora que la situación esverdaderamente grave como para tomársela en serio y se ha propuesto acabar conel patógeno en 2050.

La revista médica 'TheLancet' publica, coincidiendo con la celebración de la AsambleaMundial de la Salud, un especial sobre esta enfermedad, una de las principalescausas de muerte de ciudadanos en edad productiva. Aunque entre 1995 y 2008,gracias a los programas de control, se ha curado a 36 millones de personas y sehan evitado seis millones de fallecimientos, aún se registran nueve millones deinfecciones al año (más del 80% se engloba en 22 países) y la incidenciadesciende a un ritmo inferior al 1% anual. Un progreso del todo insuficientepara lograr la meta fijada.

Según explica el doctor MarioRaviglione, de la iniciativa 'Stop TB' de la Organización Mundial de la Salud(OMS), "uno de los principales problemas para controlar la expansión delbacilo responsable de la tuberculosis es que el 39% de las nuevas infeccionespasan desapercibidas, no se detectan con los sistemas actuales y la cifra subeal 75% cuando el paciente padece también VIH, algo muy común en África".

De los 440.000 casos estimados detuberculosis multirresistente que se dieron en 2008, sólo se detectó el 7%

--------------------------------------------------------------------------------
La situación se ha visto agravada, además, por la aparición, en los últimosaños, de las cepas multirresistentes (MDR TB) y extremadamente resistentes (XDRTB) a los fármacos. De los 440.000 casos de tuberculosis multirresistentes quese estima que hubo en 2008, sólo el 7% se detectó y trató a tiempo. Para NeelR. Gandhi, del Colegio de Medicina Albert Einstein de la Universidad de Yeshiva(Nueva York) "si los países no invierten en el desarrollo de estrategias einstrumentos que puedan contener la MDR TB, esta cepa será la dominante en lapróxima década". No sólo la enfermedad es más grave, sino que eltratamiento para curarla debe extenderse un mínimo de 24 meses, frente a losseis que dura la terapia para la tuberculosis normal.

"En Europa, los casos detuberculosis resistente están aumentando. El 20% de las infecciones por estacepa que se contabilizan en el mundo se dan en el continente europeo",declara a ELMUNDO.es el doctor Zhenkun Ma, director científico de TB Alliance.Y, los investigadores reconocen que la falta de datos impide conocer laverdadera extensión de esta epidemia resistente, cuya principal vía detransmisión es el aire.

Un cóctel de 13 pastillas diarias
Cuatro fármacos combinados que suman unas 13 pastillas. Es el régimen diarioque deben tomar en la actualidad los pacientes con tuberculosis durante,mínimo, seis meses, aunque dependiendo de la cepa la duración del tratamientopuede extenderse hasta los 30 meses. Sobre papel, estas medicinas son eficacesen el 95% de los casos. Pero la complejidad para seguir esta terapia hace queel porcentaje sobre el terreno sea muy inferior.

Los científicos que escriben enla revista médica coinciden en la necesidad de desarrollar nuevos fármacos. Enla actualidad hay 10 compuestos en fase de ensayo, pero el proceso de investigarun nuevo medicamento es largo, costoso, arriesgado y poco rentable, por lo quelas farmacéuticas no han puesto mucho de su parte hasta el momento, porque nocuentan con incentivos suficientes, según recalca un informe de Médicos SinFronteras.

Junto a los fármacos, esimprescindible crear nuevos métodos de diagnóstico, realizar más investigaciónsobre los biomarcadores que pueden predecir si una persona responderá bien omal al tratamiento y desarrollar vacunas eficaces -hay 11 candidatas que han entradoen ensayos clínicos-. "Estas tres medidas combinadas podrían reducir laincidencia de la tuberculosis un 71% e, incluso, llegar hasta un 94% si serealizan campañas de vacunación masiva", concluye Stefan Kaufmann, delInstituto Max Planck de Berlín (Alemania). Eso sí, siempre y cuando estosavances vayan acompañados de un fortalecimiento de los sistemas sanitarios enlos países más desfavorecidos.

Una amenaza para las mujeres

Los niños, las mujeres y losinmigrantes sufren más que otros colectivos los efectos de la 'MycobacteriumTuberculosis'. Cada año, 700.000 mujeres mueren por culpa de la tuberculosis,una cifra que supera los fallecimientos causados por complicaciones durante elembarazo y el parto. El acceso al tratamiento es más difícil para ellas, quecuentan con menos recursos económicos, y también sufren más estigma. Comorecuerda Ben J Marais, del departamento de Pediatría de la Universidad deSudáfrica, "padecer tuberculosis durante el embarazo se relaciona con unmayor riesgo de que el bebé tenga bajo peso, que sea prematuro o que seproduzca muerte fetal".

Si la mujer tiene tuberculosisdurante el embarazo, el bebé tiene más riesgo de sufrir complicaciones

--------------------------------------------------------------------------------
La edad también es un factor importante a la hora de valorar la gravedad de latuberculosis. Un trabajo del doctor Peter R. Donald, de la UniversidadStellenbosch (Sudáfrica), indica que "la infección por la 'MycobacteriumTuberculosis' es más grave en los niños que aún no han cumplido los cinco años.Luego viene un periodo de menor riesgo entre los cinco y los 10 años, mientrasque la situación se vuelve a complicar en la adolescencia y en la década de los20".

En cuanto al fenómeno de lainmigración, con 130 millones de personas moviéndose de un país en vías dedesarrollo a otro, "estos viajeros se ven afectados de formadesproporcionada por la bacteria", escribe un equipo de la UniversidadEmory de Atlanta. "Desafortunadamente, las políticas gubernamentales hacialos inmigrantes han sido contrarias a los esfuerzos por controlar latuberculosis y reducir el estigma y la marginación. Cada país debería asegurarque, en cualquier lugar, cualquier paciente con tuberculosis tuviera acceso aldiagnóstico y el tratamietno. Pero desafortunadamente no ocurre así".

El especial de 'The Lancet'concluye con una llamada a la acción. "Todos los actores deben implicarseen la lucha contra esta enfermedad, que no puede seguir considerándose lahermana olvidada del sida o de la malaria, sino una importante amenaza para lasalud".


ENTREVISTA | ZHENKUN MA
'Es un momentohistórico en el desarrollo de fármacos contra la tuberculosis'

El doctor Zhenkun Ma, de TBAlliance / ISABEL F. LANTIGUA

MADRID.- La tuberculosis es una de las mayores responsables de muertes en elmundo y la segunda infección mortal, por detrás del VIH. Con todo, lostratamientos para combatirla son del siglo pasado. El doctor Zhenkun Ma,director científico de la Alianza Global para la Tuberculosis (TB Alliance),analiza para ELMUNDO.es la situación de esta enfermedad en el mundo y, sobretodo, el estado de los nuevos fármacos que están en desarrollo.

Pregunta.- ¿Cuál es la actualsituación de la tuberculosis en Europa? ¿Y en el resto del mundo?

Respuesta.- En 2008 hubo más denueve millones de nuevos casos y más de 1,8 millones de muertes. Y la situaciónva a peor, con el VIH facilitando su expansión y con el incremento y lapropagación de las tuberculosis multirresistente (MDR TB) y extremadamenteresistente (XDR TB), que es mucho más difícil y mucho más cara de tratar. Latuberculosis perpetúa el ciclo de la pobreza y los países pobres son los quesoportan la mayor carga de la enfermedad, especialmente la India, China y lospaíses de África. En Europa, lo más preocupante es el aumento de casos de MDRTB. La incidencia de la cepa resistente en los países europeos es de las másaltas del mundo. En España se detectan 13.000 nuevas infecciones detuberculosis cada año, lo que la convierte en el segundo país de la UE másafectado, por detrás de Rumanía. Sin nuevos fármacos ni medidas adecuadas,entre los años 2000 y 2020, 200 millones de personas enfermarán y 35 millonesmorirán en el mundo, según las estimaciones de la Organización Mundial de laSalud (OMS).

P.- La vacuna actual no es muyeficaz. El tratamiento y la prueba diagnóstica son muy antiguos. ¿Por qué lainvestigación es tan lenta en este caso?

R.- Es cierto que ha habido muypoco progreso en este campo. No se ha producido ningún fármaco nuevo en 40 añose, incluso hasta hace una década, ni siquiera había ninguno en desarrollo. Comola tuberculosis afecta sobre todo a aquellos países con menos dinero, no hayincentivos para que las compañías farmacéuticas inviertan contra estaenfermedad. Sin embargo, el establecimiento de consorcios público-privados,como la TB Alliance, han permitido un rápido progreso. Con el apoyo de laFundación Gates y de varios gobiernos, se ha creado la mayor cartera defármacos contra la tuberculosis de la historia y se ha animado a lasfarmacéuticas y otras instituciones a implicarse en esta lucha. Nos encontramosen un momento histórico, con 10 compuestos en varias fases de desarrollo queofrecen una esperanza real para sustituir el tratamiento actual.

P.- ¿En qué consisten los nuevostratamientos que están investigándose?

R.- La terapia actual es vieja einadecuada para hacer frente al actual problema de la tuberculosis en el mundo.Los pacientes deben tomar unas 13 pastillas al día entre seis y 30 meses, loque lo convierte en un régimen muy difícil de seguir. Además, el actualtratamiento no puede administrarse junto a los fármacos antirretrovirales. Estoes un grave problema, dado que un tercio de la gente que vive con sida tambiénestá infectada con la tuberculosis. Actualmente tenemos 20 proyectos endesarrollo y tres fármacos ya en ensayos clínicos. El más avanzado es elmoxifloxacin, en fase III, que está siendo estudiado para ver si en combinacióncon otros cuatro medicamentos reduce de seis a cuatro meses el tiempo de laterapia. Otros productos, en fase II, son el PA-824 y el TMC-207 y forman partede una nueva clase de compuestos que están siendo analizados para valorar sueficacia y su capacidad para eliminar las resistencias. La mayoría de losproductos de nuestra cartera pertenecen a nuevas clases de fármacos, quepodrían llegar a formar parte de un régimen terapéutico revolucionario contrala tuberculosis.

P.- ¿Cómo es el proceso paradesarrollar un nuevo fármaco? ¿Cómo se eligen los componentes?

R.- Hay muchos factores a la horade apostar por un producto. Entre ellos, que sea un fármaco con un nuevomecanismo de acción, que tenga el potencial de acortar la duración deltratamiento, que sea compatible con los medicamentos utilizados para tratar elsida, que sea asequible y que se pueda tomar una vez diaria de forma oral.

P.- ¿Y qué hay de las vacunas?¿Conoce las investigaciones que se están realizando en España sobre este tema?

R.- Conozco algunas iniciativasespañolas, como la que está llevando a cabo la Universidad de Zaragoza y elCentro de Investigación de Salud Internacional de Barcelona (CRESIB), yArchivel, una compañía que tiene una candidata en una fase muy preliminar.También Aeras, un consorcio sin ánimo de lucro para el desarrollo de productos,se dedica a la investigación de nuevas vacunas para la tuberculosis. Lo únicoque puedo afirmar es que la combinación de nuevos fármacos, vacunas y métodosdiagnósticos reducirían la incidencia de la enfermedad un 71% para 2050.

P.- ¿Cómo se puede hacer frente alas cepas multirresistentes y extremadamente resistentes?

R.- Lo que ha ocurrido es quedemasiado a menudo los pacientes con tuberculosis han dejado de tomar losfármacos antes de finalizar el tratamiento, lo que ha favorecido la apariciónde resistencias. Cada vez que esto pasa, el tratamiento pierde eficacia yprovoca más efectos secundarios. La tuberculosis resistente fue originariamenteun fenómeno que producía el propio paciente, pero ahora se transmite de lamisma forma que la cepa tradicional, a través del aire y la respiración de unindividuo infectado. Sólo el año pasado hubo más de medio millón de casos deMDR y XDR TB globalmente. Con la rápida propagación de estas cepas, eldesarrollo de un régimen farmacológico más sencillo eficaz no es sólo una opciónsino un imperativo de salud pública. Acortar el tratamiento tendría unextraordinario impacto en los pacientes y los sistemas de salud, ya quefacilitaría mucho la adherencia y, por tanto, reduciría la aparición de cepasresistentes. Pero lograr esto requerirá superar antes muchos retos.

P.- ¿Cuáles son estos retos?

R.- El más importante esmovilizar todos los recursos necesarios para sacar adelante los nuevosfármacos. Los gobiernos de todo el mundo tienen la responsabilidad de invertiren el desarrollo de estos medicamentos para frenar la propagación de esta mortifera enfermedad.