Medicina Integral Comunitaria

Tratamiento Pediculosis



El piojo de la cabeza afecta principalmente a niños de edad escolar, y en poco tiempo empiezan las clases. Hay algo peor que una cabeza con piojos: la resistencia a los productos conocidos.

Con estos antecedentes, investigadores de la división Entomología del Centro de Investigaciones en Plagas e Insecticidas (Conicet – Citefa) orientaron las investigaciones a estrategias alternativas.

La infestación con piojos produce irritación de la piel y prurito, pero también el riesgo de infecciones secundarias como consecuencia del rascado. Según estudios recientes, en las escuelas de la Ciudad y el Gran Buenos Aires, la mitad de las niñas y uno de cada cuatro niños sufrían esta plaga.

El control químico de la pediculosis comenzó en 1943, con el DDT y continuó a nivel mundial con insecticidas clorados, organofosforados, carbamatos y piretroides, todos plaguicidas altamente tóxicos.

Mala combinación: eran tóxicos y desarrollaban resistencia.

“Las investigaciones demostraban que los piojos resistentes a permetrina habían desarrollado alta resistencia a otros insecticidas piretroides, lo cual complicaba más la situación: resistencia más relativa baja disponibilidad de compuestos alternativos que fueran efectivos y de baja toxicidad”, explicó María Inés Picollo, investigadora del Conicet en el Cipein.

Con estos antecedentes, los investigadores empezaron a buscar compuestos con modos de acción novedosos que ofrecieran una estrategia alternativa de control de piojos.

“Se trabajó, entonces, sobre compuestos que afectan la estructura y/o fisiología de la cutícula de los insectos porque esa cutícula –que es el esqueleto que los insectos presentan en su exterior- es rica en lípidos, y tienen estructuras respiratorias que permiten el intercambio de gases entre el piojo y el medio”, detalló Picollo.

Se analizaron entonces una serie de compuestos que se dispersan rápidamente sobre la cutícula de los insectos, alteran la impermeabilidad y bloquean el sistema respiratorio, produciendo asfixia y desbalance hídrico.

Este efecto letal demostró buenos resultados para el control tanto de piojos como de sus huevos.

Transferencia

Los conocimientos alcanzados durante el desarrollo del proyecto, fueron transferidos al Laboratorio Nacional ELEA, para co-desarrollar una loción pediculicida de alta efectividad sobre piojos y seguridad para humanos.

Esta loción es efectiva en piojos susceptibles y resistentes a insecticidas y, además, es efectiva sobre los huevos de piojos (liendres).

El producto desarrollado se denomina Nopucid Tribit y está siendo comercializado en el mercado argentino desde mediados de enero de 2011.

El equipo de trabajo está dirigido por la doctora María Inés Picollo, e integrado por los doctores Claudia Vassena, Gastón Mougabure Cueto, Ariel Toloza, Paola González Audino y Anabella Gallardo.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: